Disappointed mode on

I solemny swear that I am up to no good...

Y aquí vamos de nuevo.


La vida da giros inesperados, te tropiezas, te levantas, te de destrozan por dentro, pero sigues adelante, sigues avanzando, sin importar lo que pase, eres tú contra el mundo. Pero de repente te topas con una montaña, enorme, altísima, y ¿qué es lo que decides? Darte la vuelta y volver a casa.

¿Y qué pasó con los que te acompañan en el viaje? ¿Con los que se embarcaron por ti? ¿Con los que viajaban sin ánimos pero por ti amaron cada paso del camino? No te importa.

Ni siquiera te das cuenta de lo que hiciste, ni siquiera sabes lo que ocasionaste en aquellos. Ellos hubieran escalado el mismo Everest por ti, pero tú decidiste que era demasiado alto y mejor quedarte en casa a ver cómo esos idiotas lo intentan.

¿No te das cuenta que hay otras formas? ¿No te das cuenta que puedes destruirla? Hasta la montaña más fuerte, alta y grande puede ser destuida con la cantidad de dinamita suficiente. ¿Es que acaso no tienes lo que se necesita?

Ahora dices que eres débil, que vas a huir, que no puedes seguir. Pero eso no es verdad, porque luego de cada paso dado en el camino, cada montaña que ya has derrumbado, cada río y océano que atravezaste a nado, has mostrado que eres más fuerte que la gente común, que eres mejor incluso que aquellos que dicen que tu forma de ver las cosas está mal, mucho mejor que el imbécil que te dice que dejes tus viajes porque son una obsesión y no te llevarán a nada.

El camino te hizo ser lo que eres, no importa si eres la persona modelo o estas lleno de defectos e imperfecciones, no importa las enfermedades que arrastres ni las decisiones que tomes, porque de cualquier modo, eres mejor que ellos, mucho mejor que ellos.

Pero eres demasiado insistente y yo nada puedo hacer contra eso. Decidiste que terminarías todo aquí, hoy, que no había mañana, que no habría más camino que recorrer. Tú me inspiraste a seguir mi camino, tú me guíaste a ese maravilloso viaje y a incluso amar aquello que más odiaba.

Ahora no necesito a nadie, lo he dicho antes y lo sigo diciendo. No tengo tiempo para enfocarme en alguien más, tengo suficiente con mi propia vida y mis propios problemas como para involucrarme con alguien más, pero sigo creyendo que mi misión ahora es ayudar a la gente, hacerla feliz... es una lástima que no haya podido ayudarte...


"No te imaginas lo que me haces reír".

Por lo menos hice algo bueno contigo, lástima que no haya sido suficiente.

Tal vez no empezamos el camino al mismo tiempo, a lo mejor nuestro viaje nos lleva a lugares diferentes, pero si tú decidiste terminarlo, es tú decisión. Yo sigo el mío y éste va para adelante. Te me quedaste atrás y no hay nada que puedas hacer para remediarlo.


Mischief managed!

It's okay to be...


Skinniy

0 comentarios:

Publicar un comentario