Harry Potter

"El mundo no se divide en personas buenas y mortífagos"

The Beatles

"The love you take is equal to the love you make"

The big bang theory

"You're in my spot"

Dell inspiron 14R

"Cambiar es fácil"

Música

"¡Una magia más allá de todo lo que hacemos aquí!"

Libros

"Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro."

Game of Thrones

"You win or you die"

Glee

"If you can imagine it, it can come true"

¿Amor?


-->
I solemny swear that I am up to no good...

Días van y días vienen, algunos días el sol y el calor son tan intensos que mis pensamientos se enfocan en buscar la forma de librarme de eso, pero en días como hoy, cuando la lluvia llega de repente, el aire frío que anuncia la llegada de un nuevo mes y la proximidad del invierno, lo único que viene a mi mente son recuerdos de lo que fue y lo que pudo haber sido.
De nada sirve vivir en el pasado, pero algunas veces las dudas azotan mi cabeza, algunas veces lo pienso y no sé porqué tomé las decisiones que tomé, me pongo a pensar y me doy cuenta que las cosas pudieron haber sido diferentes si hubiera hecho uso de esa “madurez” de la que presumía.

Y es que ahora lo veo todo como lo que es, un enorme teatro. La vida es así, es un escenario. En este escenario podemos representar las obras más maravillosas de la vida, tocar las piezas más hermosas, presentar los más impresionantes cuadros, decir los más profundos poemas. El punto está ahí, en la obra que se presenta, en el autor, en los espectadores.

La gente vive buscando su sueño, buscando un cuento de hadas, una realidad utópica de la cual estamos seguros existe, pero que en realidad muy poca gente ha vivido. Y es que no nos damos cuenta que no todo puede ser perfecto, que no todo es color de rosa.

Cuando somos pequeños, nos cuentan historias de princesas salvadas por príncipes encantadores, las niñas crecemos buscando a aquel que nos salvará, mientras que los niños crecen buscando a su damisela en peligro que debe ser rescatada, pero al final, todos quieren su “felices por siempre”.

El cuento de hadas, esa es la obra que se presenta en nuestro escenario, esa es la que todos buscamos con desesperación, pero ¿es que acaso no se dan cuenta? No cualquiera puede ser el protagonista de la obra, no cualquiera puede participar en la historia de amor, no puede tener su propia obra cada persona, porque entonces ¿dónde quedarían los espectadores?

Ahí está el punto. Es ilógico que existan más obras que espectadores, por lo que cada teatro tiene al menos un centenar de butacas, lo que significa, si hacemos bien las cuentas, que al menos cien personas se quedarán sentadas, observando la historia realizarse, sentados mirando como aquellos locos enamorados viven su cuento de hadas, hasta que la obra termina y se van a sus casas esperando la siguiente función.

Cada vez que nos topamos con alguna persona creemos que esta vez va a ser la indicada, pero no nos damos cuenta de las actitudes de esa persona, creemos que si es malo puede cambiar, si es mujeriego dejará de serlo, si es mentiroso se volverá honesto, creemos que cambiará por amor, por nuestro amor, y todo porque al primo del amigo del doctor del vecino le pasó, pero no nos damos cuenta que esa es una “excepción” y los demás, gente como nosotros somos solo la “regla”.

No digo que el amor no exista, no digo que no hay que buscarlo, ni mucho menos que debemos dejar de sentirlo, es simplemente que debemos tener la cabeza fría y analizar las cosas que para el corazón son más que obvias, porque cuando dejamos a nuestro corazón pensar y que tome nuestras decisiones, el resultado suele doler mucho más.

Mischief managed! 

It's okay to be...

Skinniy

Sin título

I solemny swear that I am up to no good...
 
Cada día es un nuevo comienzo, cada día las cosas pueden cambiar su forma, no sólo porque sea un nuevo inicio de lo que sea que se trate, sino porque cada día el sol se levanta dándonos nuevas oportunidades, de seguir, de volver, de equivocarnos de nuevo o de tomar la decisión correcta.

A mis veintiún años he cometido más errores que cualquier persona promedio, siempre bajo la imagen de la persona perfecta, bajo el estereotipo de la chica modelo.

Cuando creces a la sombra de algo que no se dio las cosas se vuelven más difíciles. El crecer pensando que alguien que ya no está pudo haber sido mejor que tú en todos los sentidos te hace querer ser mejor. El crecer bajo la sombra del hijo modelo, el deportista, el buen estudiante, el carismático, el querido por los adultos y odiado por los pequeños vándalos de la escuela también tiene mucho que ver.
Todo eso te impulsa a ser algo más de lo que tal vez podrías ser. Miras hacia atrás y ves el recuerdo de algo que no salió como se planeaba, tú no tienes la culpa, ni ella la tiene, pero la quieres y necesitas hacer algo para que esté donde esté se sienta orgullosa de ti. Miras hacia adelante y ves a esa persona en la que no quisieras convertirte, ese que a todos los pedidos dice que sí, ese que no hace más que seguir órdenes sin chistar, pero que poco a poco toma también el camino de la rebeldía para cometer los típicos errores de la juventud. Entonces te dices: “Yo jamás seré así”.

Lo que no te has dado cuenta es que a pesar de todos tus esfuerzos por ser una persona diferente terminaste siendo lo mismo que los demás. Te esforzaste tanto para ser alguien que no es normal, ser brillante en la escuela, tener verdaderos amigos, ser popular y conocida por todos, ganar concursos y ser lo mejor que le podía pasar a alguien, incluso trataste de ser perfecta para alguien que creíste imperfecto, pero que sería un paso más a tu mayor meta. Tantas cosas buenas no podían traerte más que cosas malas.

Después de un tiempo te cansaste y te dijiste a ti mismo que no era esto lo que querías, estabas casado de vivir según lo que habías planeado, estabas harto de vivir queriendo llenar las expectativas de la gente que ni siquiera te conocía, te diste cuenta que el simple hecho de que fueran tu familia no significaba que supieran todo de ti, ni que te conocieran en lo más mínimo.

Los años no han pasado en vano, porque a pesar de todo estas aquí, siguiendo el camino que marcaste hace tanto tiempo. No importa si lo estás haciendo como se supone que tenías que hacerlo, el punto es que estas aquí y sigues adelante, a pesar de los errores, de los fracasos, de tantos miedos que han llegado a tu mente, de tantas personas con las que has actuado mal.

Un día te levantaste y te diste cuenta de que estabas vivo, pero que no era lo que querías, cada paso dado hacia este punto fue por el camino más fácil, pero no significa que haya sido lo mejor, sólo que fue lo que se te hizo mejor para seguir cómodo en la vida que llevabas. Pero este día es diferente, como lo has pensado, es un nuevo día para empezar, para cambiar cada punto de tu vida que no va de acuerdo con lo que crees, con lo que sientes.

Hoy es un buen día para empezar, hoy las cosas serán distintas a lo que fueron. No porque alguien lo diga, sino porque así lo siento y porque hoy seré yo la que tome las decisiones, hoy seré yo la que escoja el camino correcto, porque llegó mi momento para decidir, porque no hay tiempos mejores sin un poco de esfuerzo y hoy estoy dispuesta a esforzarme, porque quiero ser yo.

Hace algún tiempo escuché que al venir al mundo las personas somos puras, a tal grado que si uno muere al segundo de nacer inmediatamente pasa a la siguiente vida, a una mejor vida, al siguiente nivel en el camino hasta él, hasta Dios. Pero con el paso del tiempo, las comodidades, los lujos y cada pensamiento y sentimiento que surge de nosotros va ensuciando esta esencia, dejamos de ser lo que éramos al nacer.

Hoy quiero volver a ser esa persona que llegó al mundo ese once de enero de 1988, hoy quiero buscar la mejor manera para ser lo que en algún momento fui. No quiero ser perfecta para los demás, no quiero llenar las expectativas de la gente ni ser lo que yo creo que ella pudo haber sido, quiero ser simplemente yo y estar bien conmigo misma, estar bien con él, sin que me importe si los demás piensan del mismo modo.

Hace como un mes una amiga me preguntó que porqué este cambio, porqué de pronto tanta fe, porqué ahora soy tan creyente, yo respondí un simple: “No sé”, pero la realidad es que sí lo sé, siempre he creído, siempre he sentido de este modo, es sólo que antes tenía miedo de decir las cosas, tenía miedo de lo que la gente podría pensar si hablaba de todo esto, pero ahora las cosas son diferentes, yo soy diferente, ahora no me avergüenza hablar y decir todo en lo que creo.

“Si me niegas a mí, yo te negaré ante mi padre”

Sé que el cambio no será fácil, sé que seguir el camino correcto tomará algún tiempo, sé que será difícil seguir adelante a cada paso que dé e ignorar a la gente que tratará de desviarme de mi camino, pero no me importa, porque prefiero el camino difícil hasta él, que el camino fácil lejos de él.

Cada día es un nuevo comienzo. Mi realidad ha empezado hoy. ¿Cuándo comenzará la tuya?

Mischief managed!

It's okay to be...


Skinniy

El Guardián entre el Centeno

I solemny swear that I am up to no good...

El guardián entre el centeno

J. D. Sallinger… Famoso escritor estadounidense responsable de “El guardián entre el centeno”. Me pregunto si mientras escribía el libro se había llegado a imaginar el terrible impacto que éste tendría.

Leí este libro el año pasado, creo que fue en diciembre. A pesar de no ser muy largo, me tomó cerca de cuatro o cinco días leerlo, es bastante entretenido, pero a decir verdad, al tedioso, para aquellos a los que no les gusta mucho leer, definitivamente, no es una muy buena opción.

Trata de un chico llamado Holden Cauldfield… es algo raro… siento como que era normal, hasta que un día murió su hermano menor.

El punto de este libro no es la historia en sí, sino las emociones de las que habla. Es un chico común y corriente con una vida como la de cualquiera, incluso podría decir que tiene una muy buena vida, pero la muerte de su hermano lo cambia tanto que su mentalidad se vuelve sumamente radical.

Según Wikipedia (que no miente): Su protagonista, Holden Caulfield, se ha convertido en un icono del resentimiento adolescente. Escrito en primera persona, El guardián entre el centeno relata las experiencias de Holden en la ciudad de Nueva York, después de ser expulsado de Pencey Prep, su escuela secundaria.

Más que nada sentí este libro como una especie de diario, aunque no es realmente eso, pero en fin, así lo sentí yo, porque Holden habla demasiado de sus cosas, recuerdos y cosas que de repente le vienen a la cabeza, cosas muy normales si se trataran de simples recuerdos, pero es su forma de expresarse de todo y sus sentimientos de rencor y resentimiento hacia todo lo que lo vuelve estresante.

Además el chico es demasiado… no sé, no puedo explicarlo, pero odia demasiadas cosas simplemente por ser como son y no como a él le gustaría que fueran, se la pasa diciendo que odia todo, pero en algunos momentos (como que se da cuenta que dijo que odiaba demasiadas cosas) dice que no odia todo, también es como que demasiado voluble, se la pasa haciéndose el valiente, pero en algunas situaciones (muy tontas, por cierto) es demasiado cobarde.

En fin, debo advertirles que es muy fácil dejarse llevar por las palabras de este libro, es como que emo o algo así, y aunque no compartas esa ideología, todo lo que dice, lo que habla y siente, te va envolviendo muy rápido, tanto que cuando te das cuenta estas lleno de todos esos sentimientos que él describe en el libro, yo en lo personal, terminé el libro muy difícilmente, bastante estresada e irritada.

Como dato curiso añadiré que este libro era el que estaba leyendo David Chapman cuando asesinó a John Lenon... de hecho él se llamaba a sí mismo Holden Cauldfield... además… si buscan en wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/El_guardi%C3%A1n_entre_el_centeno), podrán ver que David Chapman no ha sido el único asesino que estaba obsesionado con ese libro y que lo llevaba el día de su crimen.


Mischief managed!





It's okay to be...
Skinniy

Bloody Brilliant mode on: Una idea para revivir mi blog

I solemny swear that I am up to no good...

Hey! Skinniy volvió y ahora tengo una nueva idea para no abandonar tanto tiempo mi blog.
Mientras pensaba cómo hacer una tarea rara que nos encargaron el segundo día de clases, recordé algo que se me había ocurrido el fin de semana que pasó.

He leído cierta cantidad de libros, que aunque no son muchos, pues son algo, más de lo que una persona normal de mi edad lee en estos tiempos y bueno, me puse a pensar que ya que no he hecho nada productivo últimamente para el blog, salvo mi pequeña reseña de Los Cazadores de Cocodrilos, pues me dedicaré a hacer pequeñas reseñas de los libros que he leído, no todos son buenos, lo advierto, pero tal vez alguno les llame la atención.

En fin, mañana comienzo a subir mis reseñas, críticas o lo que sea que sean.


Mischief managed!

It's okay to be...

Skinniy