Missin' mOdE On

I solemny swear that I am up to no good...


Y aquí vamos otra vez, no estoy en estado de depresión, sólo es un día diferente para mí.


Uno nunca sabe lo que una pérdida le puede ocasionar a una persona, jamás sabremos qué tanto afectó su vida porque no estamos en su lugar. Pero imagínense llegar a un lugar, siendo deseado más que nada en el mundo, y en cierto modo llegar a llenar el espacio que alquien más dejó mucho antes de que tú llegaras.

Lo más raro, es que jamás sentí que eso cambiara las cosas para mí. Si bien es cierto que podría haberlo tomado a mal, o simplemente no importarme, ocurrió todo lo contrario.

Crecí deseando que estuviera aquí, habernos podido conocer, hablar, que todo fuera como debía ser. Hubo momentos en los que de verdad me sentía mal por eso y no podía ver a la cara a mis padres pensando en lo que ellos habrían sentido sin siquiera llegar a imaginar lo mínimo que sería eso.

Y luego pasó lo mismo con otro tío, a él también le tocó sufrir esa pérdida y ahí fue cuando ví por primera vez lo que ellos debieron haber pasado. ¿La diferencia? Que ellos tenían una razón para levantarse: Mi primita. ¿Qué tenían mis padres cuando eso les pasó? Nada.

Aún lo pienso y no puedo imaginar el dolor que debe de sentir una madre al ver morir a su hijo, o lo peor, estar trabajando o en algún otro lugar y que de repente llegue tu esposo y te diga: "La niña murió".

¿Cuántas veces voy a escribir sobre esto? No lo sé. ¿Algún día superaré el hecho de que pudo haber habido alguien más antes de mí? No lo creo. ¿Dejaré de querer en algún momento a esa persona que jamás conocí, pero que siempre llevo en mi corazón? Jamás.

Hoy, hace 26 años, una niña llegó al mundo, su nombre: Suemmy Rocina. Vivaz, inteligente, muy risueña y muy apegada a su madre. Mamá dice que era como si supiera que se iría a los pocos meses y quisiera aprovechar lo máximo del tiempo posible.

Hoy quiero creer en el cielo, en Dios y en todo lo que nos pinta la iglesia, quiero creer que si me porto a la altura y acepto lo que me dicen con fe, algún día llegaremos a esa vida eterna que nos prometen, y entonces estaremos todos juntos, como siempre debió ser.

Porque apesar de no haber vivido, ella es lo que me motiva. Porque sé que valdrá la pena ser una mejor persona para algún día llegar a conocerla.

Feliz cumpleaños, hermanita, donde sea que estés.

Mischief managed...

It's okay to be...

Skinniy

0 comentarios:

Publicar un comentario