Un mundo feliz

Un mundo feliz de Aldous Huxley

En un futuro tal vez no muy distante, todos somos felices…

Aldous Huxley, a través de unas cuantas páginas escritas hace ya casi 80 años, nos cuenta su versión de un mundo futuro; un mundo que por medio de la ciencia renuncia a las artes y a Dios, a las pasiones y los lazos familiares, a cualquier cosa que sea demasiado intensa para pelear por ella.

Aproximadamente en el año 2049 de nuestra era, que para ellos sería el año 141 después de Ford, ocurre la Guerra de los Nueve años, dejando como resultado una sociedad que busca a toda costa la supervivencia y para ello se refugia en la ciencia, tomando como dios a Henry Ford.

Es increíble imaginarse un mundo así, con gente programada hasta en los más mínimos detalles y que aún así pretendan llamarse “gente feliz”.

Con el transcurrir de las palabras la imagen de la “perfección” imaginada por Huxley invade mi mente; las descripciones detalladas del laboratorio en el cual incuban a muchísimas personas a partir de un solo óvulo, la forma en que son predestinados desde que son engendrados para determinadas tareas, la manera en que se les educa directamente al subconsciente para ser o no ser…

Imaginar un mundo en el que la base de la sociedad no es la familia, sino el satisfacer las necesidades básicas de uno sin crear lazos con nadie en particular, es la cosa más difícil, más extraña y más sorprendente que he tenido que hacer en los últimos días… una noche en la cama de uno y a la siguiente con alguien más… algo que sin duda sería mal visto en estos tiempos, en ese mundo feliz es tan común que el no hacerlo es absurdo, el pasar más de unas cuantas noches con una persona es violar las buenas costumbres.

Tengo que confesar que así como me pareció aterradora la idea en general del libro, es una forma bastante acertada de ver un futuro que quizá no esté tan lejano como creemos… un futuro en que el consumismo y la ciencia nos cegará hasta terminar por destruir nuestras raíces religiosas, artísticas, nuestras pasiones, deseos y amores…

Después de todo, la gente era programada para ser feliz… y permanecía feliz hasta morir… al final de la historia, sí resultó ser un mundo feliz.


1 comentarios:

me gusto tu post esta bastante interesante keep up the good work sigue escribiendo me subscribire a tu blog porque en general esta muy bueno
porfavor visita mi blog si puedes y deja un comentarion, te lo agradeceria.
Punkfootballer.blogspot.com

Publicar un comentario