Drácula


Había olvidado escribir este post, pero como siempre lo he pensado, es mejor espera a que llegue el momento de inspiración, que ponerse a escribir a lo tonto.

Siempre me han gustado las historias de vampiros (de vampiros reales, no tonterías como Twilight) y aunque muchísimas veces he visto la película de Drácula, nunca había leído el libro.


Es pesado leerlo, no lo puedo negar, pero no podía saltármelo por más tiempo, si no era ahora, no podría burlarle de Mako por haberlo terminado en muchísimo menos tiempo que ella.

Drácula es una novela publicada en 1897 por el irlandés Bram Stoker. La novela de terror ha convertido a su protagonista en el vampiro humano más famoso. Se dice que el escritor se basó en las conversaciones que mantuvo con un erudito húngaro llamado Arminius Vámbéry y que éste fue quién le habló de Vlad Draculea. La novela, escrita a modo epistolar, presenta otros temas como el papel de la mujer en la época victoriana, la sexualidad, la inmigración, el colonialismo o el folklore. Como curiosidad, cabe destacar que Bram Stoker no inventó la leyenda vampírica, pero la influencia de la novela ha logrado llegar al teatro, el cine y la televisión.

Sí, es cierto, Stoker no inventó a los vampiros, pero hey! Tienen que aceptar que un mundo sin vampiros como Drácula o ya de perdida los de Anne Rice, sería un asco (miren la porquería que hizo Meyer con Crepúsculo).

Si hay algo que me gusta cuando leo, es que el autor me de suficiente información para imaginarme los lugares, las personas, el ambiente, la situación completa, en fin, que sea lo suficientemente descriptivo sin llegar a lo aburrido y tedioso. Drácula tiene eso y mucho más.

Además, sus personajes son todos demasiado geniales. Los hombres, unos perfectos caballeros, ¡hasta Drácula era educado! Y las mujeres… bueno, hay que comprender que en esa época sólo nos quedaba el papel de damiselas en apuros, aunque Mina en algunas ocasiones se faja muy bien los pantalones.

En fin, no creo que tenga mucho que decir sobre este libro… decir que me encantan los vampiros (aterradores y “reales”) debería ser suficiente. Además, hay que recordar que estoy en mi época de “clásicos” y éste no debe faltar jamás.

0 comentarios:

Publicar un comentario