El Poema de Gilgamesh


La Epopeya de Gilgamesh o el Poema de Gilgamesh es una narración de la Mesopotamia de origen sumerio, considerada como la narración escrita más antigua de la historia. Se emplearon tablillas de arcilla y escritura cuneiforme, lo cual favoreció su preservación.1 La versión más completa preservada hasta la actualidad consta de doce tablillas. La obra es muy leída en traducciones a diversos idiomas y el héroe, Gilgamesh, ha pasado a ser un icono de la cultura popular.

¿Me he quejado de lo difícil o pesados que han sido algunos libros de leer? Bueno, luego de leer El poema de Gilgamesh, no volveré a quejarme.

La verdad es que la historia es interesante. Se desarrolla en algún tiempo muy muy muy antiguo en el que los Dioses se divertían a costa de los simples mortales, cuando sus experimentos dieron como resultado a los semidioses, en este caso: Gilgamesh y Enkidu.

Es un relato bastante difícil de leer, ya que su versión original fue sacada de unas antiguas tablillas que vienen todas mutiladas, así que el que desee leer esta historia deberá aventársela soportando notas como “esta parte estaba demasiado mutilada como para poder traducirse de manera coherente” o cosas por el estilo.

Algo bastante interesante para aquellos que, como yo, se dicen católicos, es que en este relato se habla del diluvio, del cual Gilgamesh se salvó al construir un arca para resguardar animales y familia.

Es una historia interesante, corta (de no más de 50 páginas), pero pesada por eso de que a veces saltas de una idea a otra totalmente diferente y no tienes ni de dónde sacar lo que pasó entre esas dos secciones.

0 comentarios:

Publicar un comentario