Volver a empezar

Una vez me dijeron "No hagas promesas que no puedas cumplir" y traté de hacer caso lo más que pude, pero la verdad es que últimamente mi palabra vale muy poco, así que si les prometo algo, no lo crean.

Hace mucho tiempo creí que el terminar la escuela y "empezar" la vida real iba a ser la experiencia más grandiosa del mundo... me equivoqué.

No me quejo de la vida que tengo (por aquello de que cierta persona lea esto y me regañe por mis quejas), pero si he de ser sincera, no es lo que esperaba y definitivamente es mucho más aburrida de lo que imaginé.

  • No veo a mis mejores amigas de toda la vida.
  • Casi no tengo contacto con mis amigas de la universidad.
  • Estudio una maestría que aunque me parece interesante, no me motiva ni ha aportado gran cosa a mis conocimientos.
  • Tengo un trabajo que aunque me gusta, no me satisface en lo más mínimo.
  • No tengo tiempo para leer, dibujar, escribir, pintar o tocar la guitarra, ni siquiera para hacer un poco de ejercicio.
  • Tengo muchas personas a mi alrededor que me quieren y otros muy interesados en mí, pero simplemente no me provocan nada.

En resumen puedo decir que tengo casi 25 años y siento que no hago nada de provecho con mi vida ni hago nada que disfrute realmente.

¿Recuerdan cuando escribía seguido para este blog? Ya no me dan ganas de hacerlo, ni siquiera de twittear o mínimo jugar en facebook.

Lo cierto es que bien pudo haberse acabado el mundo el 21 de diciembre y estaría igual.

Recuerdo que antes solía escribir por aquí mis logros y mis planes, entre miles de letras y cientos de entradas me prometía a mí misma ciertos cambios que me llevaron a ser la persona que soy hoy... de haber sabido a dónde iría a parar, no hubiera escrito todas esas tonterías.

Quiero creer que todo eso cambiará este año, que pondré todo de mi parte para dejar todo lo que me ata y me deprima a un lado, que de algún modo encontraré la forma de encender de nuevo esa chispa que sentía en mi interior... pero la verdad es que ni siquiera yo estoy segura de tener las ganas suficientes o el valor necesario para cambiar mi monótona y aburrida realidad.

Tal vez hoy sea el día para volver a empezar...


Tal vez no.

0 comentarios:

Publicar un comentario