Mi regalo

Una vez me dijeron que regalaba mis sentimientos... prefiero regalarlos, que venderlos.

Siempre he creído que las palabras están sobrevaloradas, lo que realmente es lo que se hace, lo que se demuestra, no lo que se dice.

Quien me conoce sabrá que no soy una persona muy expresiva ni demasiado cariñosa, sin embargo, estoy complemente segura que mi familia y amigos, saben exactamente qué lugar ocupan en mi vida y qué tan grande es el cariño que siento por ellos.

¿Les he dicho cuánto los quiero? Probablemente no.

¿A ti sí te lo dije? Imagínate lo importante que eres, que omití mi regla de no decir lo que siento.

¿No te busco mucho? No quiero molestarte. Yo valoro mi tiempo a solas y te doy la oportunidad de que tengas el tuyo.

¿Te busco demasiado? Me importas, me la paso bien contigo, me gusta tenerte en mi vida.

¿Quiero saber sobre tu día? Me interesa saber de ti, lo que te pasa, qué es de tu vida; no estoy tratando de controlar cada paso que das.

¿Te hablo de mi trabajo, problemas y frustraciones? Quiero que me des tu opinión, necesito otro punto de vista para saber si soy yo la que está mal; el hecho de que te pregunte a ti, significa que eres realmente importante para mí.

¿No te gusta que te regale cosas? No lo hago para "comprar" tu cariño, probablemente sean cosas que me recuerdan a ti porque sé que te gustan y me encantaría que el día que no estemos en el mismo camino, tengas algo que te haga recordarme.

¿No te regalo cosas? Esto sí es malo, es peor de lo que crees, he llegado al punto en el que creo que nada de lo que veo es suficiente para ti.

¿Regalo mis sentimientos? ¡Claro que los regalo! ¡Los sentimientos no se venden!

No me importa si me "pagan" igual o no, no me importa si me quieres de la misma forma o no, uno no quiere a alguien para obtener algo, simplemente lo sientes y ya.

A veces soy demasiado complicada, algunas veces es más que sencillo entenderme.

Sólo déjame quererte a mi manera, con todo mi ser, con todo lo que tengo...

Tal vez un día me vaya de repente, tal vez no.

Déjame regalarte mis sentimientos, esa es la única manera en que sé hacerlo.


0 comentarios:

Publicar un comentario