Echando a perder se aprende

Hacía mucho que no pasaba por aquí y francamente no sé por qué, pero últimamente pienso mucho en regresar y hacerlo nuevamente una costumbre.

¿El título de la entrada? Bueno, pues eso me pasó con este blog.

El otro día andaba en mis múltiples cuentas por las redes sociales y me puse a borrar fotos de no sé dónde y resulta que terminé borrando muchísimas imágenes que tenía en este blog, así que pensé: lo eché a perder.

Pero en fin, supongo que si me dan ganas, este fin de semana podría entrar y volver a colocar las imágenes para arreglar un poquito esto.

Además, ¿a quién quiero engañar? Siento esa extraña y vieja necesidad de escribir de nuevo.

Nos estamos leyendo.

Saludos

0 comentarios:

Publicar un comentario