De reboots y algo más

Un día desperté en Tampico, con el aire impregnado a olor de mar, con la persona que quiero a mi lado y lista para dar un nuevo paso en un proyecto personal.

Fue entonces cuando me di cuenta que lo que estaba haciendo en ese momento, era justo lo que quería seguir haciendo en mi vida.

En ocasiones te das cuenta que llegaste a un buen punto de tu vida laboral y crees que puedes quedarte justo ahí el resto de tus días... exacto, llegaste a tu zona de confort.

Justo ahí estaba yo, en el mejor lugar para trabajar, haciendo algo que me gusta, aprendiendo muchísimo de cosas que no tenía idea y trabajando para lograr el sueño de alguien más.

Luego me di cuenta, que el tiempo que le invertía a ese trabajo era demasiado, que aunque había oportunidades de crecimiento, las posibilidades se repartían entre muchos candidatos con mejores influencias y conectes, que el tiempo que me quedaba para "disfrutar" de lo que ganaba, en realidad no era el suficiente.

Fue cuando tomé la decisión y empecé una nueva misión, una que paso a paso se irá desarrollando a lo largo de varios meses, que para el siguiente año ya deberá estar dando sus frutos y me llenará de nuevos retos y posibilidades de vivir la vida que quiero, con quien quiero y como quiero.

Esto sí es una "Visión 2020".

Ya iré platicándoles de qué se trata... quizás no, pero eso nunca lo sabremos.

Sólo diré que este año, hay más posibilidades de encontrarme por aquí que en otras ocasiones.

¡Hasta la próxima!

0 comentarios:

Publicar un comentario